jueves, 31 de marzo de 2011

Mea culpa

No permitas que el deseo se apodere de ti, quiero conservar la consciencia embelesándome con tu figura por enésima vez... aunque sea un poco más...
No cedas ante un sueño que en la distancia anula tus sentidos te deja vulnerable dándome las llaves del cielo y el infierno en la forma de tu sombra, dicen que la victoria es más grata cuanto mayor es la espera.
No dejes que el sol nos interrumpa llamando con sus rayos insistentes, que la oscuridad nos envuelva y tatuaré tu contorno dejando descansar unos ojos inútiles a la oscuridad de la noche siendo los demás sentidos los protagonistas del momento. Aparta la razón y el juicio para otra ocasion, quiero susurrarte al oido unas palabras mágicas.

I  wish that I could take it all away
and be the one who catches all your tears
That's why I need you to hear. 

martes, 22 de marzo de 2011

miau


Es cuestión de tiempo que la locura y la desesperación implosionen, que mis párpados se rindan ante la espera y caigan expectantes  a un posible beso procedente de tus labios, que el pulso cambie a una marcha superior y pase el límite de velocidad permitido por la ternura de tu piel, que me aparezca un cronómetro en la cabeza para que cuente cuánto me queda para verte y lo haga añicos pensando que va demasiado despacio, que encuentre una seta con un precio razonable en la que pueda edificar un castillo para ti, que un gato negro se quede a mi lado y me haga compañía en las noches de tu ausencia.


I can’t take the time until i next see you smile

domingo, 20 de marzo de 2011

weird


Era su sonrisa lo que bastaba para mandar bien lejos la rutina y la desidia, su mirada llena de energía aunque el día ya hubiera terminado, su voz que tanto relajaba, cuán dulce era…
Recordaba cómo un manto negro cubría el cielo de estrellas para envolver las conversaciones tanto reflexivas como absurdas, ambas sin fin. Era el mejor momento del día, cuando el sol se escondía entre las montañas y en las noches de un verano se repetían elementos, una guitarra en la arena, la luz de la luna y su reflejo en el mar, una toalla, dos personas viendo las estrellas.

jueves, 3 de marzo de 2011

Baborbalicón


Izáis un mástil al ver mis dotes pasar
¿Qué más da? ¡No os cortéis!
Que si mi honor no perdiera
Sí, os las iba yo a enseñar.

Comenzaría por despojar
Mis negros guantes de cuero
Lo haría despacio, con esmero
pues la victoria voy a saborear.

Poco a poco hacia vos me podría acercar
E incitando una sonrisa pícara vuestra,
Irónica, ante el asco que me conseguís dar.

No dudéis, pues mi mano en vuestra faz
si mi honor no perdiera
No iba a dudar en estrellar.

El cojín abrazador


¿Quién no ha visto una película ya sea dramática o de terror y no ha sentido la necesidad de aferrarse a algo (o a alguien) que le correspondiera al instante?, ¿Quién después de terminar una relación no ha querido ser reconfortado? Pues bien, aquí está la solución! ¡Te presento “el cojín abrazador”!. No es un cojín cualquiera, para nada, éste se compone de una superficie blandita a la que agarrarse y “dos brazos” los cuales, cuando coges el cojín,  se adhieren alrededor de tu cintura y no se separan de ésta hasta que no te despegas del cojín. También tiene la peculiaridad de que cuando aprietas muy fuerte el cojín éste te devuelve el 70% de la fuerza con la que lo has comprimido para que te sientas correspondido/a . ¿Y por qué esta cifra? Porque no queremos que cuando des un salto al ver una escena de terror (por ejemplo) y aprisiones con todas tus fuerzas el cojín termines vomitando tus propios pulmones. Por eso no lo dudes! Si quieres animarte o reconfortarte, o esconderte, compra tu “cojín abrazador! ¡También puedes reprogramarlo y poner la fuerza con la que devuelve el abrazo al 100% para regalárselo a alguien que no te caiga bien!

miércoles, 2 de marzo de 2011

paradise kiss

Más quisiera poder difuminar la calidez de tus besos a lo largo del mar, impartir al universo que mi mayor debilidad es la fuerza con la que tus pupilas mantienen selladas el sentido de mi existencia, asombrar al rey sol relatándole la perfección de tus curvas, pues negará tal ofensa a la culminación de las musas. Qué más podría desear si tú eres quien completa el puzle de mi mundo y da sentido a la figura por la que es sol se esconde día tras día. 

[Cuán huidizo es el deseo de posarse en tus labios o siquiera tan sólo de sentir un suspiro por el cual muriese en la noche del miedo a perderte un segundo.]