miércoles, 25 de julio de 2012

Hot swapping


Erraron las historias de cuento de hada y los relatos que derramaban valores esenciales para considerarse ‘correcto’ o ‘educado’, los indicios de que los buenos siempre ganan y comen perdices (¿es que nadie piensa en los vegetarianos?), la defensa del orgullo y el convencimiento de realizar una acción porque era lo correcto.
Ahora las memorias se invierten a flechazos de una noche con los que Cupido pasaba el tiempo asediando a los integrantes de una fiesta en un momento determinado. Las modas han pasado a deshonrar a nuestro mismísimo ser permitiendo que el más efímero de los calores que se puedan apoderar de nuestra mente y nuestro juicio sea testigo del tesoro más grande que cualquier persona podrá llegar a poseer en su vida, que no es más que su propia carne,  pues es ésta quien permanece a su lado a lo largo del invierno, desde el primer hasta el último de los días de nuestra existencia; y con esa forma de auto-respeto menospreciamos al resto de iguales pretendiendo demostrar que semejante mentalidad es propia de un ser “superior”.

viernes, 20 de julio de 2012

ichi-nyan


Había estado toda la tarde estudiando y pensaba que despejarse un rato no era tan mal plan. Fue a la cocina y cogió una botella de Nestea y una bolsa tamaño familiar de patatas fritas, y encendió el ordenador para comprobar si la película estaba ya descargada. Trasladó el pc junto a la cama, echó el cerrojo de la habitación para una mayor intimidad e hizo clic para que ni pasada la mitad de su desarrollo estuviera roncando a pleno pulmón en su cama. Por la noche oyó cómo su canino arañaba la puerta solicitando su  compañía, de modo que, sin hacer el menor esfuerzo de fijarse por dónde iba, se tambaleó hacia la puerta dejó que su compañero se tumbase a los pies de la cama, y como señal de agradecimiento éste le dio un cariñoso lamido en la mano. Fue instantáneo volver a su profundo sueño aunque volviera a ser molestado un par de veces por lo que le pareció un goteo que solucionó dejando caer un ciego ‘¡papá, hay que arreglar el grifo del baño, que gotea!’, aunque acto seguido recordó que estaba solo, y su fiel amigo lo tranquilizó con otro lametón cayendo en otra sinfonía de ronquidos. Al despertarse por la mañana y pisar con los pies desnudos algo mojado lo primero que pensó fue en el Nestea derramado y en la consecuente bronca de su madre, pero una vez abiertos los ojos se fijó en que no podía ser otra cosa que sangre, al alzar la vista descubrió que a quien pertenecía no era más que al compañero que había tenido esa noche a su lado, que ahora yacía rígido enredado entre los hilos de su canasta dejando caer de la cola unas gotas que chinchineaban en el charco que prácticamente inundaba la sala. Entrando en pánico fue a coger su teléfono móvil encontrando junto a éste una nota que decía ‘Las personas también sabemos lamer ’.

martes, 17 de julio de 2012

Just kidding

Como cualquier otra persona que iba a lo largo del paseo marítimo andaba con la mirada perdida, nadando de un pensamiento a otro, intentando llegar a algún puerto que prestara un poco de lucidez a aquellas premisas difíciles de decodificar.
Entre ancianos argumentando sus brillantes planes para mejorar el país, rebaños de juventudes desgastadas por el maquillaje y la ropa de marca y superpuestas a la firmeza de los principios, y entre familias que paseaban con sus… niños, eso era lo que faltaba. 
La ilusión, la inocencia, la bondad, la curiosidad… Que un ser con tan poca experiencia pueda llegar a transmitir un conjunto de sensaciones que consigan liberarte de cuanto te aflija, por pequeño que sea el instante; que algo así sea posible, es lo que considero un milagro.

domingo, 15 de julio de 2012

Loveless


Una vez que las emociones condujeron hacia el filo de una espada que se tomaba por enfundada la envoltura cayó, y el contenido causante de tanta indecisión y dolor salió a la vista de los de su propia especie mientras el resto de ignorantes esperaban un milagro que excusara de alguna forma las vidas que irracionalmente habían tomado. Una vez liberado tomó una bocanada de aire, y observó a los insensatos que mirando en todas direcciones, y a la vez ninguna, parecían buscarle, pero siendo hábil halló la protección que necesitaba en otro ser que podía resultarle de utilidad a pesar del estado en el que se encontraba, y abriendo la boca frente a éste tomó su control. Horas más tarde despertó y desapareció, pues el camino no se anda más que con la sombra que el sol te da, y el tiempo que las estaciones ofrecen.

sábado, 7 de julio de 2012

Muppets

A quién podrán volver a ser cantados mil sonetos de miel sino eran a una lengua que, entre hilo e hilo, tejía historias de universos paralelos, y que al juntarse en un infinito visible a los ciegos su sentido cobraba la forma de la desconfianza que tanto había resaltado en sus contratos.
Hacia dónde irán las dichosas golondrinas, que se han vuelto a quedar aturdidas de tanto cambio de los aires venidos entre las dimensiones de excusas poco acertadas, que no paran de llamar a mi teléfono con la intención de que una verdad mareada con el tiempo les dirija a su destino.
Que en cuanto apartas la vista del objetivo las sierras vuelan y pasan rozándote sin atinar a darte cuenta de su presencia... Hasta que el carpintero requiera una vez más su uso y los recoja ante ti con sonrisas tan afiladas como sus instrumentos de guerra... Hasta que unos ratoncillos, pacientes y leales, ayuden a ordenar tu cabeza como si de la carpintería se tratase, y una vez aclaradas las ideas ves con nitidez las tablas de madera, y los tornillos que se te habían ido cayendo por el camino, y  las marionetas.

martes, 3 de julio de 2012

Shhhhharing no-body except mine (avec toi)


En silencios jocosos de entre pestañas que ya quisieran muchos encontrar en las miradas de noches de ensueño, me intento desenredar sin esmero de las esposas del pasado que me divorciaron de la moral y tirando las llaves al océano borraron recuerdos de mañanas en puertos de barcos expectantes de otro naufragio de mis labios.

Unos zapatitos de cristal han huido asustados al verse reflejados en el radio de tus verdes pupilas, que de la impresión se han bloqueado y queriendo huir escaleras abajo han tropezado y se han echado a llorar en añicos.

Mientras jugueteabas con la decencia de unas sábanas adolescentes me volvió el recuerdo de una carrera pendiente con una meta que comenzaba entre tus piernas, mas tras de preguntar en la joyería se me advirtió que mi instinto incauto podría salirme muy caro si no buscaba más allá de momentos descomprometidos.

Aquella noche mi almohada esperaría desvelada y fría sin respuesta teniendo en cuenta que unas esposas me ataban a una cama que no ofrecía resistencia por ser cómplice de juegos sin pudor, unos pies quedaron huérfanos ante el escalofrío de un calzado sensible a tus facciones,  y una razón que se fue de la fiesta en cuanto supo quien la presidía.