miércoles, 3 de octubre de 2012

Mitte mitte kudasai


A veces necesitamos que las obviedades nos sean recordadas para poder tomar perspectivas desde otros ángulos, llegar a nuevas conclusiones que nos descubran posibles soluciones en un problema dado, optimizar el tiempo y los recursos presentados. Retroceder un paso antes de lanzarnos a lo que se puede presentar como desconocido o incierto, coger y recontar las premisas, mirarlas una por una, y luego en conjunto, analizarlas, evaluarlas de tal forma que las posibles soluciones sola y únicamente impliquen que el esfuerzo de haber dado ESE paso merece la pena.
La continua transformación de la energía también llama a todo ser racional a no permanecer estancado en un mismo punto de modo que el cambio de posición sirva de fortaleza y motivación a los pasos que se han quedado atrás para que aceleren su ritmo y no se pierdan en el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario