Mostrando entradas con la etiqueta Gk. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gk. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de agosto de 2014

Goal-keeper

Aprender a tirarse al suelo es algo que no sólo deberían saber hacerlo los porteros ya que resulta bastante útil cuando te das cuenta de que sin balón también caes (por muchas pelotas que tengas), de que las rodilleras pierden su gracia cuando no encuentras cicatrices ni más recuerdos de las caídas que los reflejos de sus experiencias, o de que lo importante es que no importan las veces que sangres o los morados reaparezcan en los mismos lugares sino que tu determinación sea fortalecida e impulsada al pie que te queda detrás y agarres con la misma fuerza que el primer día (sino con más) aquello que te animó a empezar a andar.

La mayoría piensa en 10 combinaciones posibles de llegar a apoyarse y llegar hasta arriba, sopesando en una menor medida que el tercer y último mono puede ser quien, haciéndose oír del décimo al primero, tenga en sus manos el poder de sostenerlos a todos sin necesidad de abrir la boca.

Saltad intentando llegar a rematar que sacar a guantazos las adversidades es más divertido; que creerse con la sabiduría de Gandalf puede que sea pasarse, pero hay situaciones que no se pueden dejar pasar; y que al saltar se va con todo a coger cada oportunidad,
con las dos manos,
para que no se escapen.